¡TÓMAME, SOY TODA TUYA!

La vida se le abrió, se le brindó amplia, hermosa y le dijo: “tómame soy toda tuya”

Y el no supo vivirla.

Y como el zorro y su compadre Miguel dice, dijo: “están verdes”.

No estuvo preparado para gozarla y vivirla. No estuvo para él.

Tuvo miedo de disfrutarla, o quizá le pusieron muchas zancadillas.

Suben por su ascensor privado a su dormitorio, llegan hasta su cama, lee el poema que seductoramente ella, le pide hacerlo, y cuando termina de leerlo, no sabe como continuar, se quedó un culo.

El escritorio le queda muy grande, todo es demasiado brillante, pero parece que a veces, se le sale la chuncheada y en ocasiones se chupa.

Bailan pegaditos los dos, brindan juntitos los dos, la ama, y cada día que vive la siente mas alta, la considera demasiado para el, aunque ella suplicante le susurra: “ámame, vamos”.

Pero el no camina al ritmo que ella le impone, y aunque se le ofrece; no la ama lo suficiente. pero no porque no quiere, sino por imbécil y cobarde.

Admite que le basta tan solo un poquito de entusiasmo y habilidad para retenerla, conquistarla y dominarla, pero solo se esfuerza a ratos.

¡ Ay de ti, Emilio Tarupido, vas a perderla!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s